jueves, 1 de julio de 2010

capitulo 3



Álex está muy nervioso pero se dejar manejar por el doctor que lo somete a una sesión de hipnosis. Mientras está en estado de trance, Álex abre los ojos, no es su mirada. Cayetano se da cuenta, es una mirada dura. Con una voz feroz el hombre dice:
--¡¡no te metas...¡¡ ¡¡esta es mi venganza...¡¡
--¿¿quien eres???¿¿quien eres?
--Octavio...
--¿¿¿qué es lo que quieres?? ¿¿porqué te has metido en el cuerpo de Álex??¿¿qué es lo que pretendes de él??
--Recuperar lo que es mío... Que se sepa que me asesinaron para robarme todo mi dinero... Un dinero que ahora están disfrutando otros...
Cayetano nunca había vivido una situación tan directa con un muerto, está muy agitado. Es casi un sueño hecho realidad.
--¿¿¿¡quien??¿¿¿quien te mató??¡
--Un supuesto amigo mío en complicidad que su novia que también se acostaba conmigo...
--¡¡pero ellos ¿no están muertos??¡¡
--sus nietos no... Ellos tienen lo que es mío, en ellos me cobraré mi venganza...
--¿¿¿quienes son ellos?
Octavio sonríe:
--Álex sabe... Él sabe...
Y en ese momento Álex despierta. Su mirada es dulce. Cayetano se da cuenta que es él pero igual le pregunta:
--¿¿Álex?
Álex está nervioso. Para él no ha pasado el tiempo.
--No lo lograste ¿no?
Para Cayetano es una victoria:
--¡¡claro que sí hablé con Octavio, con el hombre que está dentro de ti...¡¡
Álex se sobresalta. La verdad es que le asusta pensar que hay alguien dentro de él.
--¡¡todo esto es una locura... yo mejor me voy...¡
Álex se iba a ir pero el doctor le agarra de la mano:
--tú sabes que no miento, por eso viniste a mí...
Álex se sienta en un sofá. Se lleva las manos a la cabeza.
--En realidad era más fácil pensar que me estoy volviendo loco...
Cayetano lo acaricia con cariño. Si Álex no estuviera tan mal pensaría que ese chico se le está insinuando y hace tanto que se ha olvidado de su vida.
--No te estás volviendo loco... Esas lagunas que tienes, el no recordar lo que haces en la noche es porque en las noches es cuando se manifiesta...
--¿¿¡porqué en las noches??¡
--No lo sé, tal vez porque lo mataron de noche o porque en la noche le será más fácil encontrar lo que quiere...
Álex se levanta. Da vueltas por la habitación.
--¡¡todo esto me da mucho miedo...¡¡ ¡¡también me cuesta creer que sea cierto...¡¡
Cayetano le pone la mano en los hombros:
--¿te gusta más pensar que estás loco? La locura muchas veces no tiene marcha atrás pero esto sí...
--¿¿cómo??
--No será fácil... tienes que confiar en mí...
Álex lo mira lloroso:
--por favor... ayúdame... --le suplica.
Aunque no es ético mezclar el trabajo con el placer, Cayetano se siente profundamente atraído hacia ese hombre que le pide ayuda tan desesperado. Ayudarlo será para él doblemente gratificante. Lo acaricia.
--yo te voy ayudar pero tienes que estar consciente que nos enfrentamos a algo mágico. A algo desconocido... el resto del mundo pensaría que estás loco si le cuentas lo que te pasa sólo conmigo puedes hablar de todo esto...
Con un hilo de voz, Álex dice:
-- a veces yo mismo creo que estoy loco pero no ¡¡yo vi el fantasma de mi madre o lo que fuera...¡ ¡¡ella me dio tu tarjeta...¡¡
--los muertos siempre saben lo que hacen...
En un arranca de desesperación, Álex abraza a Cayetano que lo acaricia con placer, con dulzura.


Por otro lado Eugenia llega a la mansión de los Javiera. Se la ve muy cansada. Entra por la puerta de atrás para que nadie la vea. Alguien le da unos golpes en los hombros.
--buenos días señora... --dice con ironía.
Es Axel, aplaude. La mira con mucho rencor. Eugenia lo mira con desprecio.
--No tengo ganas de escuchar los caprichos de un estúpido...
Eugenia iba a pasar de largo pero Axel la agarra del brazo:
--¡¡tú no te vas o quieres que llamemos a mi padre y le diga que su esposa es una zorra??¡
Eugenia se le ríe:
--Tu padre a esta hora está en la oficina...
--¡¡Eres despreciable, ¿¿cuánto tiempo crees que te va a durar el tiempo de la mujer trabajadora?? ¡¡Mi padre es el último que no sabe que te acuestas con todos...¡¡
Eugenia pega su cuerpo al de Axel. Ella lo siente temblar. Él está muy excitado. Ella le acaricia el pecho coqueta. Siente su deseo y eso le gusta. Le encanta dominar a todos los hombres. Con voz muy sensual dice:
--¿eso es lo que crees de mí?¿¿qué me acuesto con todos?
Axel traga saliva. Tose.
--bueno, yo... --jadea él.
Ella le acaricia los labios. Él está totalmente derretido. La mujer acaricia sus labios, luego acerca sus labios a los de él. Él cierra los ojos y pone morritos. Está loco por ese beso. Cuando ya casi saborea el sabor de los labios de ella, Eugenia le da un empujón y se le ríe:
--¡¡tienes razón me acuesto con todos pero contigo no y eso es lo que te duele ¿no?
él la mira furioso. Se ha quedado frustrado porque deseaba ese beso.
--¡¡antes muerto que estar contigo...¡ ¡¡me das asco...¡ --dice él despechado.
Ella se le ríe:
--¿y si no te gusto...?'¿¿esto que es?? --dice poniéndole la mano en el paquete que está en todo su esplendor.
Él se siente descubierto y ella lo mira con desprecio:
--¡¡eres un pobre infeliz...¡¡
Él se siente humillado, desnudo ante ella.

Por su lado, Cayetano está hablando con Álex de Octavio.
--yo creo que si se metió dentro de ti, si cree que tú te puedes vengar es porque tú estás cerca de la persona de la que él desea vengarse...
--tu crees? --pregunta Álex sorprendido.

No hay comentarios:

Publicar un comentario